5 consejos para ser un agente de viajes exitoso

En un negocio como el de las agencias de viaje no puedes permitir que tu marca y que quienes trabajan para ella sean auténticos desconocidos para el cliente. El factor humano es un elemento imprescindible para asegurar el éxito de cualquier transacción. Si quieres convertirte en un agente de viajes exitoso, necesitarás tener un amplio conocimiento del mercado y de tus clientes, así como emplear todas las herramientas a tu alcance para que su experiencia de compra sea única.

Agente de viajes con éxito: una vocación

Todas las profesiones conllevan cierto grado de responsabilidad. Los agentes de viajes tienen en sus manos algo tan importante como las vacaciones de sus clientes. Hablamos de tiempo de ocio, de relax y de desconexión. Por lo tanto, hablamos de un momento en el que quienes confían en los servicios de tu empresa lo hacen porque desean tenerlo todo resuelto, sin imprevistos y con unos estándares de calidad garantizados.
El agente de viajes no sólo trabaja con ofertas, paquetes vacacionales, propuestas de ocio y precios competitivos. También trabaja con la ilusión de sus clientes. Una materia prima muy delicada que se merece unos cuidados especiales. ¿Sabes cómo ofrecérselos para que tengan una experiencia de viaje sobresaliente?

trucos para vender

Habilidades de un buen agente de viajes

Éste es un sector en el que la formación y la actualización constante de conocimientos son imprescindibles si se quiere ofrecer un servicio óptimo. Un buen agente de viajes no puede quedarse a la cola en el uso de herramientas y aplicaciones para el desarrollo diario de sus funciones, ni mantenerse al margen de las últimas tendencias en viajes ni estar poco informado acerca de las novedades del sector. La formación de estos profesionales es una constante en su día a día.

Por otro lado, aunque no menos importantes, están las habilidades que el profesional de las agencias de viajes desarrolla sobre el terreno. Su aproximación al cliente, su manera de interactuar, de presentarle propuestas, de ofrecerle el producto y de garantizar que, tras su adquisición, éste volverá cada vez que tenga en mente planear unas vacaciones.

Para asegurar el éxito de cada transacción, un buen agente de viajes debe dominar estos 3 puntos:

  1. Conocer al cliente: ¿sabes realmente qué es lo que buscan tus usuarios? Entender de manera rápida lo que el cliente demanda es esencial para ofrecer un buen servicio. La intuición y la empatía son dos herramientas que te serán de gran utilidad a la hora de realizar las preguntas adecuadas, ofrecer las alternativas más interesantes y diseñar una experiencia única para cada usuario.
  2. Conocer el producto: un buen agente de viajes es una persona a la que le apasiona su trabajo. Su interés y su curiosidad por los destinos que oferta su empresa es también una herramienta para captar el interés del cliente y hacerlo partícipe de ese entusiasmo. Haz que tus clientes se ilusionen con lo que les ofreces: una oportunidad única de conocer el mundo que no encontrarán en ninguna otra agencia de viajes.
  3. Saber relacionarse: aparte de controlar varios idiomas y de saber cómo aproximarte a tus clientes, ¿tienes controlados los lugares y los momentos en los que deberías estar presente? Nos referimos a cuestiones como ferias, congresos o convenciones en las que tu imagen de marca puede alcanzar a un público mucho más extenso. Estos eventos son ideales para consolidar el nombre de tu empresa en el sector turístico, estrechar lazos profesionales y aprovechar para difundir tu logo y tu nombre con originales regalos promocionales como los que te proponemos en Sulema. Bolsos, portadocumentos, neceseres, identificativos y en general todo tipo de productos promocionales con los que marcarás la diferencia.

tips de venta

5 claves para ser un agente de viajes exitoso

  1. Especialización: ¿por qué el cliente va a regresar a tu agencia de viajes? Entre otras cosas, porque en ella encuentra lo que no le dan otras empresas del sector. Tu grado de especialización es tu marca de identidad. Cuanto más conoces un producto en concreto, mejor servicio vas a proporcionarle al cliente. El viajero que visita tu empresa lo hace porque necesita disponer de ese tipo de información que no puede encontrar en ningún otro lugar.
  2. Alianzas: no pienses sólo en la competencia sino también en las alianzas. Es muy recomendable mantener una relación de simbiosis con otras agencias de viajes que en momentos puntuales pueden darte la solución a un problema o unirse a ti en la búsqueda de mejores tarifas de tus proveedores de servicios.
  3. Experiencias: no vendas un billete de avión o una estancia en un hotel, vende una experiencia inolvidable. Los clientes quieren salir ilusionados de tu agencia de viajes y con la convicción de que ésta va a ser la aventura de su vida.
  4. Personalización: cada cliente es único y supone un nuevo reto en tu carrera como agente de viajes. Tienes que entender sus motivaciones, sus expectativas y su sensibilidad para ser capaz de ofrecerle una alternativa a la medida de sus necesidades. La personalización del producto hace que tu trabajo como agente también sea único.
  5. Reputación: es muy importante que el cliente real y el potencial piensen en ti como en una empresa de confianza. La reputación es algo que se debe construir poco a poco, sin técnicas de venta agresivas y dejando claro que tu empresa está siempre al servicio del cliente. Puedes trabajar en ella desde las redes sociales, en el trato directo con los usuarios y a través de los regalos promocionales que diseñamos en Sulema para las estrategias de fidelización de las agencias de viajes.
es_ESEspañol
en_USEnglish it_ITItaliano es_ESEspañol